FIESTAS Y TRADICIONES EN SINALOA

SEMANA SANTA EN SINALOA


Ruta del Viacrucis 2012 en el Sur de Sinaloa 

Cosalá Pueblo Mágico:
Además de ser el primer Pueblo Mágico de Sinaloa, esta magnifica ciudad es muy hermosa y posee muchas edificaciones antiguas bien preservadas.

Cómo Llegar: Se ubica a tan solo 160 Kms., al norte de Mazatlán, puede trasladarse por la carretera internacional libre No. 15 al Norte  hasta el entronque de la carretera estatal a Cosalá. De igual forma por la autopista Mazatlán-Culiacán al norte, hasta el entronque a la Cruz de Elota y de ahí hasta el entronque de la carretera internacional No. 15 y de ahí al norte hasta el entronque con la estatal a Cosalá.

Tiempo Estimado Recorrido:

En su propio Vehículo: La ruta es muy tranquila y toma alrededor de dos horas y media a una velocidad moderada, lo cual es recomendable.

En Autobús: Quienes decidan viajar en las rutas de autobús de Cosalá existe dos salidas, una por la mañana y la otra al mediodía, se toman en la central camionera y el trayecto se recorre en tres horas aproximadamente.

Las Manifestaciones de fe en Cosalá:

Bendición de Palmas: Como en todos los municipios las actividades religiosas de Semana Santa inician el domingo de Ramos con la bendición de las palmas.

Lavatorio de Píes: El jueves Santo las actividades inician con el lavatorio de pies; son doce apóstoles y Cristo representados por jóvenes de Cosalá que reviven esta vivencia bíblica.

Viacrucis: El viernes Santo a las 11 hrs. es la cita para el Viacrucis, personas del pueblo representan a los personajes que hace 2012 años fueron los protagonistas de esa parte de la historia, turistas y pobladores se suman a la actividad como observadores del viacrucis,  y acompañando algunos a Cristo en su doloroso recorrido hasta la crucifixión.

Procesión del Silencio: Por la noche, la ciudad se viste de luto, conmemorando la muerte de Jesucristo con una impresionante procesión llamada del silencio, la oscuridad de la noche y el redoblar de un tambor anuncia el inicio de esta marcha luctuosa, la cual parte de la Iglesia de Santa Úrsula, recorriendo las principales calles de la ciudad, las personas apostadas en las banquetas observan con sumo respeto esta manifestación de luto. Después la gente se reúne en la iglesia para hacer oración. 

 
San Ignacio de Loyola Pueblo Señorial:
La ciudad de San Ignacio, es muy hermosa y luce muy cuidada, es también muy alegre y hospitalaria, en ella se conjuga de manera especial lo tradicional con lo pagano.

Cómo Llegar: Se ubica a tan solo 100 Kms., al norte de Mazatlán, puede trasladarse por la carretera internacional libre No. 15 al Norte  hasta el entronque de la carretera estatal a San Ignacio. De igual forma por la autopista Mazatlán-Culiacán al norte, hasta el entronque a Dimas y de ahí hasta el entronque de la carretera internacional No. 15 y de ahí al sur hasta el entronque con la estatal a San Ignacio.

Tiempo Estimado de Recorrido:

En su propio Vehículo: La ruta es muy tranquila y toma alrededor de hora y media a una velocidad moderada, lo cual es recomendable.

En Autobús: Quienes decidan viajar en las rutas de autobús de San Ignacio, existen varias salidas, se toman en la central camionera y el trayecto se recorre en dos horas aproximadamente.
Las Manifestaciones de fe en San Ignacio de Loyola:
Para los sanignacenses,  los amigos y familias que visitan durante la semana mayor a San Ignacio, viven una verdadera fiesta, ya que conjugan lo religioso con lo que llamamos mundano.

Lavatorio de Píes: El jueves Santo las actividades inician con el lavatorio de pies; son doce apóstoles y Cristo representados por jóvenes de San Ignacio de Loyola que reviven esta vivencia bíblica.

Viacrucis: El Viernes Santo, el Doloroso viacrucis inicia justo a un costado de la Iglesia de San Ignacio de Loyola: es representado con todos los personajes los que inician junto a decenas de citadinos y turistas el tortuoso recorrido por las empedraras calles de este hermoso pueblo señorial. Tal vez el final de este Viacrucis sea el más espectacular de todos, ya que termina en una locación emblemática denominada la Mesa, en la cual se encuentra el Cristo más alto de Sinaloa (20 metros de altura).

La Procesión del Silencio: Por la noche, el pueblo entero se prepara para vivir el respetuoso luto con una procesión del silencio muy peculiar, ya que tiene un sello único, y se da en un ambiente místico, ya que se va llenando de música sacra antigua todo la ruta de la procesión, niñas vestidas de blanco y mujeres completamente de luto con mantilla sobre la cabeza a la usanza antigua y una vela en la mano, marchan al igual que hombres encapuchados, mientras moradores y turistas observan con mucho interés esta marcha, que inicia y culmina en la iglesia de San Ignacio de Loyola.

Lo Mundano:

La Fiesta en el Río: Mientras los fieles católicos viven el Viacrucis, una buena parte de los sanignacenses y sus visitantes se trasladan al río en donde los esperan; la poca agua que corre en esta época y largas y bien elaboradas cabañas (reservadas con anterioridad). Aquí se convive en un ambiente familiar y festivo. En todo momento los grupos musicales ambientan el lugar. En cuanto a los hambrientos y sedientos, no se preocupen, en este lugar se expenden infinidad de golosinas, hay para todos los gustos y las ambarinas, pues bien heladas. Las actividades que se pueden disfrutar en este mundano y sacrílego lugar, van desde  deliciosos baños en las refrescantes aguas del río, las carreras de bugies, caballos y uno que otro show improvisado y por la noche algún concierto de músicos locales o invitados o la feria anual de semana santa.

El Testamentos de Judas:
El sábado Santo se puede trasladar a la encantadora población de San Javier para escuchar el Testamento de Judas, evento único, chusco e irreverente que cierra las actividades de semana Santa en el municipio de San Ignacio.
Otras actividades adicionales en este bello municipio son las tamboreadas, las más reconocidas son las que se celebran en La Labor y en La cabecera Municipal San Ignacio  


El Risueño y Limpio Malpica, Concordia:
La población de Malpica, se distingue por ser muy típica, limpia y de gente muy amable, es además muy hermosa, En esta tranquila población, el tiempo parece haberse detenido y solamente entra en bullicio con motivo del Viacrucis que celebran año con año.

Cómo Llegar: Se ubica a tan solo 35 Kms., al sur de Mazatlán, puede trasladarse por la carretera internacional libre No. 15 al sur hasta el entronque (Villa Unión) de la carretera federal No. 40 a Durango y luego de recorrer unos 12 kilómetros más para llegar a este bello rincón sinaloense.

Tiempo Estimado de Recorrido:

En su propio Vehículo: La ruta es muy tranquila y toma alrededor de media hora a una velocidad moderada, lo cual es recomendable.

En Autobús: Quienes decidan viajar en las rutas de autobús de San Ignacio, existen varias salidas, se toman en la central camionera y el trayecto se recorre en una hora aproximadamente.
La Manifestación de fe en Malpica:
Loa habitantes de Malpica, se sienten muy orgullosos de su población y manifestación de fe, la cual les encanta compartir con quienes deciden experimentarla con ellos.

Lavatorio de Píes: El jueves Santo las actividades inician con el lavatorio de pies; son doce apóstoles y Cristo representados por jóvenes de Malpicaa que reviven esta vivencia bíblica.

Viacrucis: A nuestro juicio, el Viacrucis más cruel que se celebra en Sinaloa es el de Malpica, Cada Viernes Santo, en esta población, la representación del Viacrucis es tan original, que los cientos de asistentes sufren de verdad la pasión y castigo de Cristo, quien al igual que en la vida real, es azotado una y otra vez, lo cual no para hasta que es crucificado a las afueras de la población. De verdad recomendamos esta manifestación de fe y reconocemos el esfuerzo de los habitantes de Malpica, que cada año se entregan con dedicación a esta tradición religiosa.



Matatan, Rosario:
Es una de las más antiguas poblaciones de Sinaloa, ubicada a las faldas de la sierra sinaloense, es muy típica y de gentes muy amables.
Cómo Llegar: Se ubica a tan solo 90 Kms., al sur de Mazatlán, puede trasladarse por la carretera internacional libre No. 15 al sur hasta el entronque con la carretera estatal a Matatan, el cual se encuentra justa pasando el puente que cruza el rió Baluarte. (Pasando la colonial y señorial ciudad de El Rosario).

Tiempo Estimado de Recorrido:

En su propio Vehículo: La ruta es muy tranquila y toma alrededor de hora y media a una velocidad moderada, lo cual es recomendable.

En Autobús: Quienes decidan viajar en las rutas de autobús se encontrarán con una situación un poco complicada ya que tiene que tomar un autobús a El Rosario y de ahí trasladarse a Matatan.

Lavatorio de Píes: El jueves Santo las actividades inician con el lavatorio de pies; son doce apóstoles y Cristo representados por jóvenes de Malpica que reviven esta vivencia bíblica.

El Viacrucis: En el sur de Sinaloa, la manifestación religiosa de semana santa que muestra con más claridad el sincretismo de las culturas autóctonas y españolas es la que se celebra en esta población. Sus habitantes lo han celebrado desde hace más de 100 años, al igual que en el resto del sur del estado los actores se preparan con tiempo para hacer esta representación religiosa. Frente a la antigua iglesia se lleva a cabo esta representación para después partir en una dolorosa procesión por todo el pueblo haciendo las 15 estaciones de Cristo hasta concluir en la acción de la crucifixión.


Teacapan el paraíso ecológico de Sinaloa:
Es uno de los destinos turísticos más paradisiacos de Sinaloa y se ubica en la parte sur más remota del estado, así como en el centro de los manglares más importantes de México. Es una población muy típica y risueña de gente muy amable y tranquila. Cuenta con una infinidad de atractivos naturales y vestigios prehispánicos, pero es también rica en manifestaciones de fe de diferente índole, siendo el Viacrucis una de las que ha ido evolucionando cada año.

¿Cómo Llegar? Se ubica a 150 Kms., al sur de Mazatlán, puede trasladarse pro la carreta libre No. 15 al sur hasta la población de Escuinapa y de ahí tomar la carretera estatal que lo lleva directamente a Teacapan. Lo mismo puede hacer por la carretera de cuota que se toma a la salida de Villa Unión.

En su propio Vehículo: La ruta es muy tranquila y toma alrededor de hora y cuarenta y cinco minutos llegar circulando a una velocidad moderada, lo cual es recomendable.

En Autobús: Quienes decidan viajar en las rutas de autobús se encontrarán con una situación un poco complicada ya que tiene que tomar un autobús a Escuinapa y de ahí trasladarse a Teacapan.


 En Teacapan el Viacrucis se está haciendo ya una tradición,  el publico y los jóvenes que representan a cada uno de los personajes bíblicos, viven con mucha fe este evento religioso, y como en los otros pueblos de Sinaloa, se escenifican cada una de las etapas vividas por Jesús y el resto de los personajes.

Quienes  representan el viacrucis en estos pueblos del sur de Sinaloa  son personas del mismo pueblo  que viven con asombroso realismo su personaje,

Quien representa a Jesús, sufre el calvario como si fuera realidad, al llegar al lugar donde será crucificado, el rostro muestra ya señales de cansancio y dolor por el peso de la cruz, las caídas y los golpes que de verdad reciben.















 ENERO: 
FIESTA DE SAN SEBASTIAN   CONCORDIA  16 AL 20
ANIVERSARIO DE LA FUNDACION DE CHAMETLA DIA 20  CHAMETLA ROSARIO 

FEBRERO:

DIA 2 FIESTA PATRONAL. DIA DE LA CANDELARIA, QUILA,   MATATAN ROSARIO, AGUA CALIENTE, CONCORDIA 


La Candelaria,  en Quila

Por. Francisco Martinez R. 

La Candelaria, la fiesta grande del pueblo, básicamente religiosa, viene conformándose desde tiempos muy lejanos, al parecer se debe a un influyente sacerdote misionero de nombre Carlos Jerónimo Frías y Castillo, en los primeros años del siglo XIX. Este cura implementó y formó un equipo de laicos y se echó la tarea de fijar en las mentes nativas el evangelio de Cristo. Y desde Quilá, donde residía, iba y venía en su caballo, recorriendo y supervisando los templos de Navito, Tabalá, Tacuichamona, Abuya y Baila; su misión: dar a conocer la palabra santa y evangelizar a los naturales de estos pueblos que todavía hablaban su idioma. Su trabajo fue muy intenso, enseñándoles cantos sacros, danzas y todo lo relativo al drama de la muerte de Cristo. 

La intención: que por ese medio se aprendería más pronto la doctrina cristiana para que las tribus se olvidaran de toda la idolatría indígena.
Lo anterior trajo como consecuencia las pastorelas y todo lo que se refiere a la pasión y muerte de Jesucristo, lo que llevó a que los grupos de pobladores, convertidos en actores, presentaran cuadros teatrales del suceso bíblico. Y de esta forma surgen las fiestas de Semana Mayor, que en algunos lugares del valle todavía se recuerdan con toda la alegría de los mestizos. Mientras, en Quilá, Frías y Castillo organizó la fiesta del dos de febrero, una fecha muy significativa para la grey católica, ya que es la continuación del veinticinco de diciembre cuando el niño Dios nace y a los cuarenta días la Virgen María lo lleva al templo de Belén y lo presenta a Dios Padre. Este niño es iluminado con las candelas y allí nace La Candelaria, que es una ceremonia que puede afirmarse como un símbolo de la cristiandad universal.

Fue tan grande éste movimiento religioso-cultural que prendió, hasta la fecha, todo el valle del Río San Lorenzo. Y la feligresía aumentó su devoción y cada año llegaban y llegaban caravanas de peregrinos a venerar al niño que se presentaba para su purificación en la capilla de Quilá.
Según se sabe por los relatos orales, algunos vecinos muy católicos y muy importantes de alguna comunidad de la región, tenían la encomienda de traer al niño y serían estos sus padrinos. Y así era cada año y se fue haciendo la tradición de la fiesta de La Candelaria, para afirmar el catolicismo en el centro ceremonial de los primeros pobladores que fundaron, a su vez, el antiguo pueblo de indios. Fueron siempre éstas las tribus más controvertidas, pero las más adelantadas en muchos aspectos, asegurándose, por algunos historiadores, que tenían su propio idioma y gozaban de la admiración y respeto de los indígenas del Valle.

El asunto se concentró en la catequización, que tal era realmente la finalidad. El señor cura agregó el hilo y no lo dejó. Y los hechos rendían frutos que la iglesia católica quería y así se estaba escribiendo la historia de La Candelaria de Quilá. El proyecto de Frias y Castillo estaba en marcha, fue un proceso largo pero dio el mejor resultado. El talento del cura se demostró y aprovechó todo y consumó la conquista espiritual de todo el valle del Río San Lorenzo.

En adelante todos los pobladores se arrodillaron en el altar de la capilla de Quilá, no faltaban cada dos de febrero para adorar el niño Dios. De don Carlos Jerónimo Frías y Castillo no se sabe como desapareció de estos pueblos que tanto amó y luchó para evangelizarlos en el nombre de Dios.
Doña Arcelia Rojo de Ochoa relataba lo que sus padres le contaron de la fiesta tradicional de La Candelaria. Ella fue durante setenta años la encargada de vestir a la Virgen de Quilá. Es un rito que se hace cada dos de febrero para que la Virgen –decía Arcelia- estuviera presentable para la misa que ofrece cada año el señor Obispo de Sinaloa. Ésta ceremonia tiene efecto a las once de la mañana.

Arcelia contaba que la gente llegaba de muy lejos, algunos traían los pies sangrando, otros encadenados y vendados, otros traían nopales clavados en la espalda y así se pagaban penitencias que los mismos sacerdotes les imponían para que sintieran el temor del infierno.

Los peregrinos no cabían en Quilá, los adinerados se hospedaban con algunos conocidos, familiares o recomendados. Entre estas personas estaban don Quintín Guillermo Douglas, que en su casa recibía a personas de su misma categoría; llegaban carruajes y sus pasajeros pasaban algunos días en su residencia.

Hay que decir y repetir lo dicho por doña Arcelia: entre los personajes estaba un matrimonio de los más creyentes que era el que tenía al niño Dios y quienes serían los padrinos del niño y lo presentaban formalmente el dos de febrero. Los feligreses lo sabían y estaban pendientes alrededor de los padrinos del niño, que todos acompañarían a presentarlo ante Dios Padre.

Las procesiones con sus peregrinos llegaban entonando cantos de la iglesia, otros rezaban rosarios y plegarias, otros lloraban y pedían perdón con ramos de flores del campo o de los jardines y las entregaban en la capilla. Eran y son todavía verdaderas romerías y cada año aumentaba el número de feligreses que llegaban a los lugares sagrados del antiguo pueblo de Quilá.

Entonces, Frias y Castillo fue el principal promotor y fundador de la legendaria fiesta tradicional de La Candelaria de Quilá, tal vez la fiesta más grande del noroeste por su estilo, su forma y hasta por su contenido. Así como Frías y Castillo, hubo muchos anónimos que dejaron una huella que todavía está presente. Los ancianos vinieron y nunca faltaron y cuando ya no estuvieron fue por que habían muerto, fieles a su fe y a su religión católica.

La Candelaria ha mejorado, ha evolucionado en el fervor religioso también, ahora todo es más brillante, con más altura en todos los aspectos, hay más lucidez alrededor de la iglesia, más creatividad en el aspecto civil; era necesario para motivar a la grey y a lo que ahora se le denomina turismo. Y entre las creencias debe haber algo de conveniencia para colaborar en los proyectos de la autoridad civil, en este caso, de Quilá.

Retomando el origen de La Candelaria, doña Arcelia reflexionaba y tenía una conclusión: a la fiesta le empezó a faltar algo y pensó en darle otra cara al paisaje de los creyentes, pues eran otros tiempos. Por la segunda mitad del siglo XIX, la fiesta estaba en una crisis de asistencia, había algunos factores que frenaban a los peregrinos, había que hacer algo, entonces llegó el párroco, don José Agustín Uriarte y Pérez y reinició el trabajo pastoral de Frías y Castillo, pero ahora en otro nivel. Inició la construcción del Santuario de Quilá.

Se sabe que la masonería llegaba al pueblo. Nuestra Sra. de Loreto, que llegó al Valle en 1685, estaba en Tabalá pero el templo, según se sabe, fue asaltado por una gavilla y se llevaron el cuantioso tesoro. Esto se aprovechó para traerla en 1884 a Quilá, fue el acontecimiento del siglo XIX y La Candelaria regresó a su esplendor pero ahora con más fuerza y con un ingrediente: el paganismo. Habría jolgorios, bailes particulares y públicos, juegos de azar, bebidas de todas clases y la tambora llegó con sus melodías bravías que todos aplaudieron. La Candelaria, renació con toda la alegría y fue para quedarse en Quilá.

Las fondas de comida popular y los puestos, en resumen mucha diversión para todos había en la fiesta grande del pueblo, desde entonces se conocerían muchas novedades. El historiador indigenista don Pablo Lizárraga Arámburo asegura que, debido a la importancia de la fiesta de Quilá, se cambió el trazo del camino real mexicano y se desvió para que pasara por el pueblo y así todos los peregrinos de a caballo y de carruaje llegarían por el camino real.

Por todo lo antes dicho, La Candelaria como festejo religioso entró en otra etapa, se conoció otra fiesta, más dinámica y alegre, eran ya los albores del siglo XX. Por diferentes situaciones políticas y sociales aparecieron otros personajes, unos pobres y otros adinerados, de todos lados llegaban noticias. También los milagros de la Virgen empezaron a circular como una panacea para todos, pero en especial para la pobrería de la región. La espiritualidad entró más fuerte y el paganismo invadió a la festividad y todos contentos asistían más cada año a la tradicional fiesta de La Candelaria, cumplían con el cristianismo y se divertían por varios días.

Un personaje como Heraclio Bernal entró en escena y se convirtió, con su presencia, en un promotor de la fiesta, mientras pudo llegar a visitar a la patrona del pueblo y a divertirse. Cuando hacía esto, era el rey que todos admiraban por sus correrías, hasta el sacerdote don Francisco Martínez lo acompañaba en los jolgorios que organizaba y se tomaba sus mezcales escuchando la tambora sinaloense. Del guerrillero, gente de mayor edad hace recuerdos de lo que sus ancestros le contaron. Y mucha gente lloró su muerte, pero también algunos hacendados se alegraron de la desaparición del famoso guerrillero sinaloense.


MARZO:
CARNAVAL DE MAZATLÁN 3 AL 8 DE MARZO
FIESTA DIA DE SAN JOSE DIA 19 AGUA VERDE 
FIESTA DIA SAN ANTONIO DIA 19 CONCORDIA 
BAILE DE EMBAJADORAS  ELOTA


ABRIL:
FERIA DE LA PRIMAVERA 30 DE ABRIL AL 10 DE MAYO ROSARIO
SEMANA SANTA  17   TODO SINALOA

 FERIA DEL LIBRO   MAZATLAN
MAYO:
FIESTA DE LAS CABRAS, TERCER SEMANA DE MAYO ESCUINAPA
FESTIVAL DE LAS CALABAZAS    2 AL 8 DE MAYO PIAXTLA DE ABAJO SAN IGNACIO


JUNIO: 
CELEBRACION  DIA DE LA MARINA  DIA 1 TEACAPAN ESCUINAPA

FIESTA DE SAN ANTONIO 13 DE JUNIO LA NORIA MAZATLAN 
FIESTA DE SAN JUAN BAUTISTA  DIA 24 VILLA UNION , IXPALINO SAN IGNACIO, COSALA 


JULIO: 
FIESTA DE SAN IGNACIO DE LOYOLA 31 DE JULIO SAN IGNACIO


AGOSTO:
ANIVERSARIO DE LA FUNDACION DE ROSARIO3 DE AGOSTO EL ROSARIO 


SEPTIEMBRE:
FESTIVIDADES DE FOTO SEPTIEMBRE SIF MAZATLAN 

OCTUBRE:
DIA DE LA SANTÍSIMA VIRGEN DE El ROSARIO   PRIMER DOMINGO EL ROSARIO
FIESTAS  DE LA TASPANATERCER FIN DE SEMANA SAN JAVIER SAN IGNACIO SIMPOSIO DE FOTOGRAFIA ULTIMA SEMANA DE OCTUBRE  MAZATLAN

 


NOVIEMBRE: 

DICIEMBRE
FIESTA DE LAS VELAS 11 COSALÁ

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada